Cuando se trata de superficies, vamos hasta el fondo

Con nuestros socios bien establecidos llevamos a cabo transformaciones tan bien como cada perfeccionamiento de superficie para sus elementos de unión. Aquí están los más comunes.

Galvanizado

Con un galvanizado se protege su tornillos o elemento de unión contra la corrosión. No obstante, la capa de zinc en sí misma se ve expuesta a lo largo del tiempo a la corrosión blanca. A través de un tratamiento posterior especializado como el cromado, se puede retrasar la formación de corrosión blanca.

Galvanizado con inmersión en caliente

Nosotros mismos llevamos a cabo galvanizados con inmersión en caliente. A tal fin, sumergimos la pieza en una masa fundida a temperatura de 450ºC con un recubrimiento de zinc masivo. El proceso es ideal sobre todo para piezas pequeñas y para piezas individuales. No quedan completamente descartadas irregularidades en el revestimiento de zinc.

Sherardización

En un tambor giratorio a temperaturas que van desde 320ºC hasta 500ºC, se une el material de la pieza con el polvo de zinc. Este proceso garantiza un revestimiento de zinc muy uniforme y, por eso, una protección contra la corrosión especialmente segura.

Electrocincado

En el electrocincado, el material se sumerge en un electrolito de zinc. En este caso, el espesor de la capa es proporcional a la intensidad y duración del flujo de corriente.