Así damos forma al metal

Ya se trate de pernos o de otros elementos de unión: Con nuestro saber hacer en la conformación en caliente y en frío, materializamos a costes económicos proyectos exigentes también desde el punto de vista técnico.

La conformación del metal ofrece hoy en día muchas posibilidades. Lo que antes sólo era posible con trabajo mecánico con desprendimiento de virutas, se puede fabricar en la actualidad en un proceso de conformación. De este modo, se puede hacer realidad un potencial de ahorro de hasta el 60%. Una ventaja que es particularmente notable en lotes a partir de 5.000 unidades.
Conformación en frío -

Conformación en frío

Especialmente influyen aquí la mayor tasa de producción de las máquinas y el menor coste de los materiales. En la conformación en frío se pueden ejecutar, dependiendo del tipo de máquina y de los requisitos del producto, diámetros de 3 a 24 mm y longitudes de hasta 1.500 mm.
Conformación en caliente -

Conformación en caliente

Donde la conformación en frío no puede ir más allá, tenemos la posibilidad de proyectar en nuestra propia estampería en caliente los procesos de conformación más exigentes. Aquí se pueden producir elementos de unión de un diámetro de hasta 30mm y una longitud de hasta 600mm.

Rectificación con trabajo mecánico con desprendimiento de virutas

En un proceso con desprendimiento de virutas añadido, se pueden colocar adicionalmente en la pieza características de producto específicas como, por ejemplo, agujeros transversales, picos, muescas, etc.
Puede consultar nuestras variadas posibilidades de desprendimiento de virutas en el punto Mecanizado con desprendimiento de virutas.